Google
 
Web jet.es

Desarrollo sostenible

Principal Arriba Novedades BibliotecaNet Comentarios Mapa Web Links Solidaridad

   
Principal
Arriba
Cultura Empresa
Organización
Formación
Integrar Sistemas
Gestión Integrada
 

   

Opiniones y sugerencias

 

 

3ª FASE: Desarrollo Sostenible

En esta fase se asume la existencia de la crisis ecológica global y en consecuencia se introducen importantes transformaciones en el conjunto del ciclo de la producción y el consumo, intentando aunar el crecimiento de la producción con el equilibrio ecológico.

    Ejemplo:
     Eliminación del gas CFC a partir del momento en que se evidenciaron su  efectos destructivos sobre la capa de ozono. En este caso, el impacto medioambiental no se produce en la etapa de fabricación, sino al termino de la vida útil de los productos.

El desarrollo sostenible tiene distintos significados para diferentes personas, pero la definición más frecuentemente citada pertenece al informe Nuestro Futuro Común (también conocido como el informe Brundtland): “es el desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la habilidad de generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades”.

 El desarrollo sostenible se enfoca hacia la mejora de la calidad de vida de todos los ciudadanos de la Tierra, sin aumentar el uso de recursos naturales más allá de la capacidad del ambiente de proporcionarlos indefinidamente. Requiere la comprensión de que la inacción tiene consecuencias y que nosotros  debemos encontrar formas innovadoras de cambiar estructuras institucionales e influenciar conductas individuales. Se trata de tomar acción, de cambiar políticas y prácticas en todos los niveles, desde el ámbito individual hasta el internacional. 

El desarrollo sostenible no es una idea nueva. Muchas culturas a través de la historia humana hanreconocido la necesidad de armonía entre la naturaleza, la sociedad y la economía. Lo que es nuevoes la articulación de éstas ideas en el contexto de una sociedad global industrial y de información. 

El progreso en la evolución de los conceptos del desarrollo sostenible ha sido rápido desde la década de los 80. En 1992, líderes la Cumbre de la Tierra desarrollaron el marco del informe Brundtland para crear acuerdos y convenciones sobre problemas críticos como el cambio climático, la desertización y la deforestación. También, bosquejaron una estrategia amplia de acción (Agenda 21) como el plan de trabajo para los asuntos del ambiente y del desarrollo durante las próximas décadas. 

Alo largo del resto de la década de los 90 se han generado planes de sostenibilidad regionales y sectoriales. Una gran variedad de grupos (desde el sector comercial y gobiernos municipales hasta organizaciones internacionales como el Banco Mundial) han adoptado el concepto y le han dado sus propias interpretaciones particulares. 

Estas iniciativas han aumentado nuestra comprensión de qué significa el desarrollo sostenible dentro de muchos contextos diferentes. Lamentablemente, como lo demostró el proceso en 1997 de la revisión+5 de la Cumbre de la Tierra, el progreso en llevar a cabo los planes para el desarrollo sostenible ha sido lento.


Producir de forma diferente

El aumento de la eficacia y el reuso de materiales juegan papeles importantes para lograr el desarrollo sostenible. Las compañías e industrias ecoeficientes deben entregar bienes y servicios a precios competitivos que mejoren la calidad de vida de la población, mientras reducen el impacto ecológico y la intensidad del uso de los recursos a un nivel dentro de la capacidad de la Tierra. 

iCuánto mas eficaces necesitamos volvernos? Globalmente, la meta es cuadruplicar la productividad de los recursos para que la riqueza sea el doble, y el uso de recursos, la mitad (este concepto se conoce como el Factor Cuatro). 

Sin embargo, debido a que los países de la OCDE son responsables de flujos de material cinco veces más altos que los países en vías de desarrollo y la población mundial esta aumentando inevitablemente, será necesario que los países de la OCDE reduzcan el uso de materiales percápita en un factor de diez.


Equidad y justicia

El desarro1lo sostenible se preocupa de satisfacer las necesidades de los pobres y de los sectores marginados de la población. Los conceptos de equidad y justicia son muy importantes en las definiciones de desarrollo sostenible. 

Desarrollo sostenible reconoce que si ignoramos nuestra influencia en los demás dentro de un mundo interdependiente, lo hacemos por nuestra cuenta y riesgo. Debido a que se ha establecido una desigualdad peligrosa al acceder a recursos gracias a nuestros sistemas económicos y de políticas públicas, dichos sistemas deben cambiar. 

La justicia implica que cada nación debería tener la oportunidad de desarrollarse de acuerdo a sus propios valores culturales y sociales, sin negar a otras, el mismo derecho al desarrollo. Uno de los desafíos más grandes en el proceso de la toma de decisiones es cómo proteger los derechos de los que carecen de voz. 

Las generaciones futuras de seres humanos no pueden dar a conocer sus opiniones 0 proteger sus intereses en el proceso de la toma de decisiones. Si el desarrollo va a ser sostenible, debe tener en cuenta los intereses de estas personas.


Visión a Largo plazo

iQué tan largo es el largo plazo? En la sociedad occidental durante la pasada generación, la mayoría de la planificación oficial a largo plazo ha sido como mucho de tres a cinco años.

Muchos corredores internacionales de moneda y de acciones ven en la actualidad como largo plazo unas pocas semanas. El gobierno nativo tradicional de Norteamérica, sin embargo, se concentró en planificar para “la séptima generación, hoy”. Los objetivos y las actividades se diseñan teniendo en cuenta su impacto en siete generaciones en el futuro, lo que lleva a un horizonte planificatorio de aproximadamente unos 150 años.


Pensar  y actuar globalmente

Desde hace aproximadamente dos siglos sabemos que la Tierra constituye un sistema cerrado con recursos limitados. A medida que los exploradores del planeta acabaron su tarea de trazar los mapas de las tierras y las aguas, la gente paulatinamente comprendió que no existen “nuevos” recursos. Sólo hay una Tierra.  

Todas nuestras actividades no son más que una pequeña parte de un sistema más grande. La visión de nuestros sistemas humanos, operantes en un ecosistema mayor, es crucial para lograr una relación sostenible con el medio ambiente, y para garantizar a nuestra especie la supervivencia continuada en el planeta.  

Cada recurso natural utilizado por los seres humanos -alimento, agua, madera, hierro, fósforo, combustible y cientos otros- está limitado tanto por sus fuentes como por las formas de desecharlos.

Los recursos no deberían removerse más rápido de lo que pueden renovarse, ni tampoco habría que deshacerse de ellos más rápido de lo que pueden ser absorbidos. Aunque los medioambientalistas solían preocuparse primordialmente por que se acabaran los recursos, la gente actualmente se preocupa por que se acaben las maneras de desechar los mismos. 

El calentamiento del planeta, el hueco de ozono y los conflictos a causa del transporte internacional de desechos peligrosos son todos problemas surgidos a raíz de nuestros intentos por deshacernos de recursos más rápido de lo que los puede absorber el medio ambiente. 

El pensamiento sobre los sistemas requiere que nosotros comprendamos que mientras existe una sola Tierra, ella está conformada por innumerables subsistemas, los cuales interactúan los unos con los otros. Existe una variedad de modelos que se han desarrollado para explicar los subsistemas de la Tierra. Al medir nuestro progreso hacia el desarrollo sostenible, dichos modelos brindan marcos útiles para seleccionar indicadores. Las diferencias entre los modelos muestra las perspectivas específicas que ciertos grupos traen al desarrollo sostenible para plasmar sus valores diferentes. 

Estos subsistemas se encuentran conjuntamente conectados mediante lazos complejos de reacciones. La ciencia de complejidad sugiere que en algunos sistemas una ocurrencia muy pequeña puede producir resultados impredecibles, y algunas veces drásticos, al desencadenar una serie de eventos cada vez más importantes. Hemos visto que las emisiones del norte han reducido la capa protectora de ozono sobre la Antártica, lo que incrementó la proporción de cáncer de piel en el sur.  

Las crisis financieras de Asia han amenazado las economías de otros países del mundo. Y, la violencia étnica de África Central ha provocado migraciones de refugiados que han abrumado los sistemas de soporte de las regiones vecinas, causando aún más crisis y migraciones.  

Hemos aprendido que las consecuencias de las decisiones tomadas en una parte del mundo, nos afectan a todos rápidamente. A medida que trabajamos en pos del desarrollo sostenible, debemos esforzarnos por no perder la imagen del todo. A menudo, es fácil verse envuelto en los esfuerzos propios, alegrías y frustraciones, y perder de vista la extensa comunidad humana del mundo que trabaja por los mismos objetivos.  

Aunque los primeros ambientalistas recomendaban que debíamos “pensar globalmente y actuar localmente”, el desarrollo sostenible nos desafía para que pensemos y actuemos tanto global como localmente.

Visitas desde el 20.3.99

11/27/06 06:26

Una letra C invertida ("reversed c"), es el símbolo más común, como contrapartida del símbolo copyright, sin reconocimiento legal.

Copyleft Manu

Principal Arriba